domingo, 22 de marzo de 2015

Delfino (Pleiomeris canariensi)


Delfino (Pleiomeris canariensi)


Nombre científico: Pleiomeris canariensis (Willd.) A. DC.
Nombre común: Delfino.
Familia: Myrsinaceae.
Endemismo: Canario.
Distribución: Tenerife, Gran Canaria, Las citas para La Gomera y La Palma son dudosas y no se han confirmado.

Esta entrada es un complemento de una entrada anterior “Arboles de Canarias”, http://jesuspalenbor.blogspot.com.es/2011/07/arboles-de-canarias.html
En la que se hacia una brevísima descripción de la especie y se daba algún que otro dato de interés.


En esta entrada se muestran detalles identificativos de la especie.


Hábitat:
Se refugia en escarpes rocosos y húmedos o zonas marginales más o menos aclaradas y soleadas en el dominio del Monteverde y en las zonas más altas y húmedas del bosque termófilo, entre los 300 y 1.000 m de altitud, con orientación norte y bajo la influencia del alisio.
La población se estima en poco más de trescientos ejemplares.


Forma poblaciones pequeñas, generalmente constituidas por ejemplares solitarios a los que suele aparecerle numerosos brotes basales, con el tiempo pueden desarrollarse y parecer un pequeños bosques, aunque en realidad está formado por un solo árbol "genetas".
Esta característica la comparte con el Marmulán (Sideroxylon canariensis)

  
Porte:
Se trata de un árbol que puede alcanzar los 15 m de altura, aunque con frecuencia es de talla inferior.
Copa más o menos globoso estrecha.


La ramificación es abundante y de follaje persistente.


Tronco:
El tronco poco desarrollado y pronto ramificado.


En ocasiones los ejemplares longevos tienen apariencia de muerto y rodeado de brotes basales.


Ramas:
Las ramas jóvenes son verdes y cuentan con lenticelas.



Corteza:
Lisa, de color blanquecina a gris parduzca.


Las grandes cicatrices a modo de ojos, probablemente sean las antiguas lenticelas asociadas a ramas.



Hojas:
Es el árbol canario que tiene las hojas más grandes, este es uno de sus rasgos identificativos, pueden supera con facilidad los 25 cm. de largo y los 8 cm. de ancho.


Normalmente agrupadas al final de las ramas.


Alternas, de ovado a oblongas


Hojas duras, coriáceas, brillantes, glabras.


Nervio central prominente, más por el envés.



 Con la nerviación lateral muy reticulada.


Con pequeñas glándulas traslucidas.



Haz:
De color verde intenso, con aspecto reticulado.



Envés:
De un verde más claro, con nervio central muy marcado.



Borde:
Entero, algo ondulado y ligeramente revoluto.



Pecíolo:
Corto y base de la hoja cuneada.



Ápice:
Agudo, obtusos o redondeado.



Flores:
Florece de enero a junio.
Con numerosas flores blanquecinas


 Surgen en el extremo de las ramas jóvenes, en grupos pequeños.


Se disponen en grupos formados por pocas flores, sobre un pedúnculo subleñoso.


Axilares, subsésiles (sin pie).


Corola generalmente hexámera (con 6 lóbulos) aunque puede variar de 4-6.


Lóbulos unidos por la base, formando un tubo campanulado corto.


Flores hermafroditas, ovario súpero.
Con 4-6 estambres, generalmente opuestos a los lóbulos de la corola, estilo simple.
Filamentos de base dilatada.
  


Cáliz y sépalos:
Cáliz subsésil (sin pie), con 6 sépalos,


Fruto:
La fructificación es numerosa, de julio a septiembre, aunque se pueden verse con frutos en otras épocas del año.


Incluso frutos maduros al mismo tiempo que nuevas flores.


Fruto es una drupa carnosa, comestible y de buen sabor.
Globosos, aplanados por el ápice, de 5 a 9 mm de diámetro.
Apéndice apical corto (pie corto)


Con restos del estilo en el ápice del fruto.


De color verde pálido, se tornan de rosa-liliáceo a morado al madurar.
  


Semillas:
La dispersión es generalmente ornitocora (por aves).
La drupa carnosa, contienen una semilla dura.


Semilla de color oscuro, cubierta de una delgada pero dura corteza.



 Cultivo:
Su reproducción se hace generalmente por semillas, a pesar de su difícil e irregular germinación, tanto en la naturaleza como en cultivo, pues la técnica y cuidados requeridos para hacerlo por brotes basales “genetas” (multiplicación vegetativa), es muy laboriosa y requiere muchos mimos, además, hay que tener la suerte de contar con algún ejemplar cultivado con el desarrollo suficiente, para que produzca los brotes basales. Así nos lo dice Don José F. González Prieto, viverista y colaborador de la “GUÍA PRÁCTICA: Utilización de especies vegetales en Tenerife

  
Algunos consejos para su cultivo:
·         El momento de recolección de los frutos, es cuando la tonalidad sea violácea.
·         Si se despulpan antes de secarlos es más cómodo, pues de lo contrario habría que ablandarlos con agua para poder despulparlos.
·         Para conseguir una mejor germinación, además de elimina la pulpa se ha de eliminar la cáscara dejando la semilla desnuda.
·         Sembrar en época fresca, en sustrato sueltos con cierto grado de humedad (no encharcado) y abundante de materia orgánica.
·         Prefieren exposiciones soleadas o de semisombra.
·         La germinación puede tardar de 2-3 meses.
·         El crecimiento de la planta es bastante lento.



Para saber más:

Glosario Botánico

Arboles de Canarias:

Jardín Canario:

Video:





4 comentarios:

  1. Muy interesante tu exhaustiva descripción ilustrada con fotos tan clarificadoras. Nunca he visto este árbol, pero seguro que si algún dia lo veo me acordaré de estos detalles. Gracias, Jesús. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias "maestro" Juan.
      La verdad es que son difíciles de ver los ejemplares naturales, si vienes a Tenerife te llevo a ver un por de viejos ejemplares.
      Un fuerte abrazo chicharrero.

      Eliminar
  2. Gracias Jesús por tan buena explicación. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga Teresa, me alegra te guste.
      un abrazo chicharrero.

      Eliminar